Saltar al contenido

El Karate como un estilo de vida, en la formación de niños.

“El Karate comienza y termina con cortesía”. Funakoshi

El Karate Do – Camino de la Mano Vacía, se deriva del hecho de que esta disciplina no utiliza ningún tipo de arma para defenderse, es decir, sólo utilizan sus manos vacías.

Son múltiples los beneficios que los niños, jóvenes y cualquier persona tiene al practicar este arte marcial, tanto desde la perspectiva física como psicológica.  Me dedico desde que soy cinturón negro en Panamá a la enseñanza de esta disciplina y arte en niños.  

Entre los múltiples beneficios del karate para niños se encuentra: 

* Defensa personal:

El karate es una de las herramientas más valiosas que cualquier padre puede entregarle a su hijo. Son muchas las razones que justifican esta elección, pero sin lugar a dudas, la autodefensa es uno de sus principales atractivos.

* Energía y concentración:

Las actividades deportivas como el kárate están principalmente recomendadas para niños con problemas de ira y atención. Esta práctica permitirá que el niño aprenda a controlar sus emociones, libere su energía y se concentre al máximo en la actividad que realiza.

* Mayor coordinación:

Muchos de los ejercicios y movimientos que se practican en el kárate son beneficiosos para la postura y el equilibrio del niño. De esta forma, esta práctica es capaz de estimular la coordinación y el equilibrio del niño.

* Favorable para diversos trastornos:

El kárate resulta beneficioso en muchos aspectos, incluyendo como tratamiento complementario para diversos trastornos.  Está comprobado que esta disciplina en grupo es efectiva para niños que sufren de déficit de atención, así como también de autismo.

En mi experiencia personal, el Karate es un estilo de vida, me encanta lo que hago, disfruto cada minuto dentro del tatami como competidora y como sensei.

El Karate me ha enseñado a nunca rendirme, a trazarme objetivos e ir por ellos, me ha ayudado a superarme a mí misma, ha romper las barreras mentales que en algún momento pude colocarme. 

El Karate en mi historia representa el AMOR, perseverancia, esfuerzo y mucha dedicación. Amor:  porque tienes que amar lo que haces, tener ese algo que te llene y te complemente como persona. Perseverancia y esfuerzo: porque enfrentaras días y momentos difíciles donde tendrás que dar lo mejor de ti para seguir y no rendirte, donde dejas todo en mano de Dios para que sea él quien te guie y te de fuerzas. Dedicación: Aquí se ve reflejado eso que en lo cual perseveras por alcanzar, por conseguir y lograr. Donde día a día te dedicas a ser la mejor versión de ti, donde te enfocas en obtener y llegar a esa meta que tanto te has propuesto y anhelas alcanzar. 

Al llegar a conseguir ese anhelado cinturón negro te preparas para el comienzo de un viaje interminable de disciplina, de trabajo y de búsquedas de normas cada vez más altas. 

A lo largo de mi proceso como estudiante aprendí muchas cosas que hoy en día me han ayudado a crecer como persona, sin saber el propósito que Dios tenía destinado para mí, de la mano y agradecida a mi Sensei Gabriel Guevara por todas sus enseñanzas en el camino que no es tan vacío sino de completa plenitud. Gracias por leer estas líneas, donde puedes ver, sentir y escuchar de un arte marcial que forma ganadores para la vida, en especial para esos niños curiosos que sueñan con ser mejores y ya lo son.   OSS.

Autora: Anabel González
Instagram; anabelkarate
Ex Selección Nacional de Panamá 
Instructora de Karate Condado del Rey Kase Ha 
WKS Kase Ha Panamá 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.