Saltar al contenido

Armonía, perspectiva psicolingüística.

“…respetar nuestra esencia manteniendo nuestra paz”. M. Moreno   En la mitología griega, Harmonía es la diosa de la armonía y la concordia. Su equivalente en la mitología romana es Concordia, y su opuesta griega es Eris, que equivale a la Discordia romana. Si consultamos a las personas, sobre lo que desea en la vida, nos conseguiremos respuestas interesantes, la mayoría responde: familia, éxito, seguridad, dinero, pareja, trabajo, salud, felicidad y paz; son algunas de las respuestas que me consigo en las más de 6,000 entrevistas personales que a lo largo de seis años he investigado en Latinoamérica de lo que el hombre desea en la vida.  Interesantes conceptos que brindan: armonía, en una sola palabra cuando tratan de llevar todas estas respuestas a una sola, asimismo lo han plasmado en este concepto el 84% de la muestra evaluada. El concepto de armonía se traduce en juntar una cosa con otra en un orden placentero.  Desde la perspectiva Psicolingüística trabajamos la armonía en tres áreas: ética, estética y mística. Ética, ese aspecto primordial de la vida, donde el niño nace con ética, aunque sea difícil de creer.  Estética, donde la belleza interior puede verse reflejada en el exterior, y mística, en saber juntas tus cosas con mis cosas, en pro de un mejor resultado. ¿Cómo podemos saber si una persona está en armonía?, ¿a través de su cuerpo, de su lenguaje?.  ¿Está en consonancia sus palabras y sus acciones?.  El cuerpo puede llevar la trama de la biografía personal, sin una palabra directa, con un gesto se devela y revela, quien eres.   Cientos de casos nos muestran a nivel científico, que puedes engañar a un gran número de personas a tu alrededor, sin embargo, a la persona que está frente al espejo, jamás podrás engañar, aunque intentes hacerlo.  En alguna oportunidad; se manifestará tu verdadero yo a través de automensajes inconscientes, incluyendo las enfermedades, cuando lesionas la ética y los códigos biológicos de la armonía silente. El ego puede ser muy vengativo cuando te tratas de engañar, y engañar a otros.   La armonía juega un rol importante en los conceptos primordiales citados, cuando vas en contra de ti mismo, primeramente.   ¿Cuántas personas en la actualidad van en disonancia con sus esquemas mentales y actuaciones?.  No pretendo ser quien, para juzgar, solo muestro una posibilidad que se consigue cuando ese ser humano sin mascaras brinda una respuesta honesta para sí mismo, y luego para los demás.   De allí la armonía interior y exterior es un factor predominante con la madurez cerebral del sujeto.  “Aprende quien decide aprender”. Existen muchísimos eventos estresantes que pueden quitar la armonía, y la paz interior, estamos en los albores de nuevas carreras profesionales, donde todavía no se termina de definir lo nuevo, porque no ha terminado de nacer, sin embargo, se sabe que está pronto por darse, en la carrera del átomo por descubrirse a si mismo. Se espera que en los venideros veinticinco años sean de grandes cambios, y nuestros jóvenes pueden estar preparados, para el manejo asertivo que esos cambios externos e internos propiciaran al sapiens que no se detiene, en el momento humano histórico, transformador, acelerado, con el uso de nuevas herramientas tecnológicas, y una carrera vertiginosa al mundo de la física cuántica, a la espera de los nuevos retos que trae consigo, la inteligencia artificial, los robots, biotecnología, nano informática y la singularidad tecnológica, entre otras Ciencias.  Por lo pronto, cada día más profesionales de diferentes Ciencias, aprenden la NeuroCiencia, Psicolingüística, con dos premisas fundamentes: la primera, “para ser feliz sin excusas” y la segunda “nacimos para vivir y morir en armonía”, te invito a aprender a gestionar la singularidad emocional, la cual refiere a la importancia de que cada ser humano tome conciencia de su construcción relacional singular con respecto a sus asociaciones entre las experiencias y sentimientos para su crecimiento personal y profesional, desde la diosa de la harmonía que se escribe con h, por ser en silencio, logrando transformarla en armonía: con ética, estética y mística. Siendo tú, quien direcciones tu propia vida, con tu propio guión.  Eres el au-tor de tu existencia para dejar huellas, por muy pequeñas que sean, a través del contacto relacional, y la sabiduría que bien puedes manejar de manera asertiva.  Gracias por leerme, donde quieras que te encuentres, mi abrazo sincero. Autor; Robert Morillo Montoya.- robertmorillo@gmail.com  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.