Saltar al contenido

Amor; Compromiso.

«La distancia no es un problema. El problema somos los humanos, que no sabemos amar sin tocar, sin ver o sin escuchar. Y el amor se siente con el corazón, no con el cuerpo» Garcia Márquez

Como una frase tan llena se sentido común es tan desconocida por mi inconsciente lleno de miedos y temores , donde el apego me mantiene sumida en un dolor familiar, social, ancestral o tal vez cósmico, y  al olvidarme de sus cimientos repito patrones que duelen en el tiempo; es un dolor compasivo lo que hoy siento porque me llora el alma cuando despierto y por mis miedos olvidados excluyo a ese cuerpo que aunque nuestro GABO me recuerda que solo con el corazón siento, cómo ignorar cuanta piel ardiente y carente de besos hay en un abismo incierto de luchas baldías, en un mundo desconocido por una gran mayoría, así se ríe el inconsciente de nuestro dolor, cuando me creo sabio pero ignoro el origen de mi máximo miedo «EL AMOR» , esto me ha llevado a una búsqueda exhaustiva de mi forma de ver , oír y sentir el amor desde los orígenes de los tiempos hasta la posible eternidad. Se que mi ser incisivo logrará con su lira ir al inframundo y rescatar de Cerbero y Hades ese secreto que me mantiene dormida y en tinieblas de mi tirano interior que YO podré liberar, el «DESAMOR».

Hablar de amor nunca ha sido un tema fácil, hay quienes creen que no existe, quienes piensan que sólo unos pocos con suerte llegan a experimentarlo y quienes lo aprecian en cada detalle que ven, huelen, escuchan o sienten. ¡Amigo! sin importar donde te encuentres en este momento, te invito a seguir leyendo estas líneas; que abras tú corazón y experimentes la magia que se manifiesta cuando reconocemos el amor que habita en cada una de nuestras células.

Se ha hablado de amor desde el inicio de nuestros tiempos; el arte , la ciencia , la filosofía y la religión se han encargado de definirlo a su manera, con puntos de encuentro y desencuentro. EL AMOR ES, sin importar si es o no correspondido, el amor nos libera, nos hace confiar, soñar, borrar fronteras, acortar distancias, nos hace suspirar y hasta ilumina nuestras miradas.

Según la ciencia el amor es un proceso neurológico que se produce en nuestro cerebro  a través del hipotálamo y que estimula la liberación de dopamina, serotonina y oxitocina (neurotransmisores asociados al placer, la felicidad y el contacto). La filosofía nos lo muestra como un sentimiento o virtud que representa todo el afecto la bondad y la compasión del ser human, y para la religión es un estado del alma o de la mente en conexión con Dios o con la fuerza que mantiene unido al universo.

Quienes se han permitido sentir al amor, expanden su entendimiento y se han alineado a su existencia, han ido más allá de lo físico, han conocido e integrado la energía creadora de todo lo conocido y desconocido . Han abierto puestas profundas en su alma donde comenzaron a apreciar cada detalle: como la brisa que acaricia su cara, el agua que hidrata su cuerpo, el sol que calienta su piel, el frío que la eriza, en la risa del niño, en aquella canción que estrujó su alma cuando bebía café y observaba la calle desde su habitación aquel día lluvioso.

Lo comprendió aún más el día que observó a sus padres y vio a dos grandes maestros de vida y decretó bendiciones por ser ellos el canal que le permite estar viviendo este momento histórico planetario; cuando pudo sentir compasión y perdón en su alma hacia cada enemigo, amigo, pareja, maestro, político, religioso que sirvió de espejo para proyectar toda emoción, miedo, inseguridad, tristeza y así reconocerla y sanarla en su ser. Cuando pudo sentir el dolor que habita en un alma que desconoce su historia, pero su mirada pide a gritos una palabra de aliento, un abrazo o simplemente ser escuchada .

Comprendo que el término amor es complejo Y puede sonar incluso abrumador, también comprendo que cada alma lo experimenta en diferentes tiempos , espacios e intensidad, solo sé que quien lo ha sentido en su corazón ya sea por un par de horas, minutos o un segundo; ha tenido la extraña sensación de comenzar  a  vivir, se  hace  consciente  del poder de esta energía trascendente, y buscará recrearla y mantenerla por tiempos indefinidos.

Comienzas a experimentar que lo carente de significado toma valor; ves poesía en cada palabra, un milagro en cada mirada te interesas por practicar la sutileza, tus pasos se hacen más lentos, aprecias el paisaje aun cuando no sea el mejor para muchos, para ti sigue siendo merecedor de contemplación; te reconoces en el otro, afloran indicadores como el desapego (al tiempo, espacio, personas, cosas, otros) y la empatía se hace tú mejor amiga .

Vale la pena amar, VALE LA PENA COMENZAR  A AMAR  DESDE LA CONSCIENCIA, cuando comienzas a sonreírle a la vida, las sincronicidades y/o milagros se manifiestan a cada segundo y tú estás ahí para disfrutarlos. Evita tener un concepto cerrado sobre el amor, evita incluso conceptualizar esa energía creadora del todo y podrás valorar cada posibilidad en la que busca manifestarse;  te  invito  esta  vez  a comenzar a bajar el volumen al ruido mental y seguir a tú instinto, a tú ser guía. No ha reglas, no hay condiciones , es un LENGUAJE DE ALMA A ALMA.

Gracias por ser de los VALIENTES QUE SE COMPROMETEN CON   EL  AMOR , aun cuando no hayas experimentado en TU vida un GANAR/GANAR, te aseguro que quedan muchas oportunidades para disfrutarlo y vivir desde TU SER PLENO Y LIBRE.

Autora; Yolimar Garcia Perez. Master Trainer PNL. Ing.
Instagram; @yolimargarciap
Maryuri Garcia Perez . Bioanalista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.