Saltar al contenido

¡En forma con tu Salud Mental!.

Bienestar y salud física constituyen 2 miradas a una misma realidad; autocuidado personal.

Hoy cuando vivimos una de las pruebas más difíciles a nivel mundial es fundamental entender que también es una invitación a ocuparnos de  nuestro bienestar, cuya traducción es la salud.

Existe una relación bidireccional entre salud física y salud mental, en tal sentido, una emoción y un pensamiento se conjugan para llevarte a la acción y también tu cuerpo en movimiento genera la neuroquímica necesaria para ordenar  pensamientos   y alinear emociones.

«El pájaro no canta porque es feliz, es feliz porque canta» (W. James).

La evidencia científica nos demuestra desde hace muchos años que la salud ya no está en manos sólo del doctor, del gobierno de paso o de tus circunstancias (aunque ejerce una importante influencia), quien lleva las riendas de tu proceso personal eres tú, con el despertar de cada mañana, con la elección de pensamientos que se repiten una y otra vez, con las acciones que se alinean con tu propósito o las que te apartan de él, con las personas que eliges para convivir en tu diario vivir, con el tiempo que dedicas a cuidar tu cuerpo, tu alimentación y tu descanso.

Es mucho más lo que tú puedes hacer por ti cada día, que lo que pueden hacer los demás, al final se tratará siempre de tu responsabilidad y la posición que decides asumir ante la vida.

Existe un diálogo interior que se mantiene encendido y que no siempre permanece en tiempo presente,con frecuencia te regresa al pasado  o te  arroja  a  la  incertidumbre  del futuro, mientras te conectas con la tristeza o con la ansiedad según sea el caso .Desde allí es poco lo que puedes hacer, porque ni en el pasado ni en el futuro puedes    actuar.

Por otro lado, cuando tu cuerpo se pone en movimiento, cuando practicas una actividad física, deporte, cuando bailas, la invitación para ese diálogo siempre será en presente, te conectarás ineludiblemente con el «aquí y el ahora», es así como tu cuerpo te rescata de la condena de los «si hubiera» o «que pasaría si» . Tu cuerpo en acción activa una danza de sustancias y neurotransmisores que te permitirán    utilizar    las    funciones    más avanzadas de tu cerebro para conectarte con tus planes, tus ¡proyectos y tu vida personal.

El bienestar se asocia con armonía y con el equilibrio entre lo físico, mental y espiritual, sin embargo, esa medida de equilibrio sólo podemos construirla desde lo subjetivo y lo personal, es por eso que te invito a aproximarte al autoconocimiento:

  • Sincerarte contigo mismo es el punto de partida. Identifica tus fortalezas más desarrolladas , tu pasión y sin duda tu propósito.
  • Revisa tus relaciones sociales y determina cuáles le hacen bien a tu vida, cuáles necesitan atención y cuáles realmente perjudican tu salud.
  • Escucha tu cuerpo, qué te dice?, existe alguna dolencia o malestar que hasta ahora no has atendido? si es así , asúmelo como una señal de alerta entendiendo que mente y cuerpo trabajan en conjunto. Ese malestar te está invitando a    atender tu cuerpo apropiadamente y también a revisar el origen emocional de ese malestar.
  • Identifica tus emociones, presta atención incluso a las que no parecen tan agradables, traen un mensaje poderoso para Pregúntate con frecuencia, qué necesito ? qué quiero? esto que hago a diario, me conduce a eso que quiero? mis acciones responden a mis sueños o al sueño de otro?
  • Presta especial atención a tu discurso y a la manera como te comunicas contigo mismo, ese es el alimento diario para tu mente, podrás determinar si es nutritivo o si no lo es..
  • Comienza a mirar tu cuerpo con profundo respeto y agradecimiento por todo lo que te permite hacer, acepta sus imperfecciones, cuídalo y conviértelo en el aliado de tu salud mental, en ocasiones su ritmo será más lento porque quiere que te acompañes en algún proceso , en otros momentos se conducirá más acelerado y enérgico, aprovecha para impulsar tus metas, en otras circunstancias exígele un poco más y condúcelo a la acción para despertar toda la maquinaria que te permitirá resignificar la circunstancia que vives e identificar la oportunidad en medio de la adversidad.

Autora:
Psic. Daliana Reverol
@tupsicocoach
Psicóloga Clínico
Formada en psicología de la salud Terapeuta Familiar Sistémico.
Esp. Terapia de la Conducta Infante Juvenil.
Coach Profesional (ICF/ AICM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.